Declaración ante las elecciones generales 22 de octubre de 2017

Compartí y Multiplicá

Declaración ante las elecciones generales del 22 de octubre de 2017 – Organización Político Social SUBVERSIÓN

Hace unos meses atrás, en función de las PASO, nos manifestamos públicamente como Subversión con el documento “Muchas elecciones, poca democracia”, donde planteábamos que las elecciones burguesas no son una solución válida a los problemas de la clase trabajadora. Decíamos que creemos sólo en la democracia directa y que como izquierda debemos jugar todas nuestras fichas en hacer una demostración de coherencia entre lo que pensamos y decimos, y lo que hacemos, ante el resto de nuestra propia clase social. Es decir, una praxis, para nosotros, revolucionaria.
Consideramos al sistema capitalista y al Estado como el enemigo principal, más allá de quiénes, circunstancialmente, oficien de llevadores de esas riendas. El problema no fue, ni es ahora, el gobierno de turno, y aunque siempre luchamos y lucharemos por todas las reivindicaciones de nuestra clase, nunca le haremos el juego a ningún proyecto reformista, ya sea de carácter socialdemócrata, nacional popular, de tercera vía o como quiera llamarse.. No obstante, identificamos claramente a los partidos pro-capitalistas y a sus conducciones como parte de ese mismo enemigo, no así a sus bases y/o a quienes optan por ellos en cada elección, entendiendo que no hay otro camino.
Para nosotras y nosotros es evidente que las posiciones defensivas no están demostrando éxito alguno. La necesidad de subvertir lo establecido, de cambiar de cuajo este sistema social basado en la explotación y opresión de la clase trabajadora, campesinado y pueblos originarios, de patriarcado y destrucción de la naturaleza, se hace más fuerte, más necesaria, con el asesinato de Santiago Maldonado en manos del mismo Estado Argentino y sus fuerzas represivas.
Hoy, a casi tres meses después de aquella declaración, y en el marco generalizado de mezcla de sensaciones de bronca y dolor que se topan con las elecciones burguesas, nos seguimos manifestando por la abstención, el voto en blanco o la anulación. Y volvemos a plantear públicamente nuestra intención de continuar construyendo la unidad entre todas/os las/os que luchen por una sociedad igualitaria y libre.

¡Exigimos juicio y castigo a las y los responsables intelectuales y materiales de la desaparición forzada y asesinato de Santiago Maldonado!

¡El Estado argentino es responsable! ¡Basta de encubrimiento!

¡Fuera Benetton de territorio mapuche y de Argentina!

¡Libertad inmediata a Facundo Jones Huala y a Agustín Santillán!

¡Restitución de las tierras a los pueblos originarios!

Organización Político Social SUBVERSIÓN – Octubre de 2017

Seguidamente reproducimos la declaración de agosto 2017

Muchas elecciones, poca democracia

A días de las PASO en Argentina, nos encontramos nuevamente con el escenario armado para una falsa solución a los problemas de la clase trabajadora: las elecciones burguesas.

Cada dos años las esperanzas y sueños de las mayorías son puestos en juego en la ruleta rusa de la democracia indirecta, donde nos dan a elegir entre posibles “representantes”, con promesas que no se cumplirán. Un descomunal gasto económico para un final ya conocido, la bala nos toca a nosotras/os y las ganancias se las llevan las/os capitalistas.

No creemos en otro tipo de democracia, que la democracia directa, fruto de la participación política cotidiana en los diversos frentes de lucha, en nuestros barrios, en nuestros lugares de trabajo, estudio, etc, llevada a cabo en búsqueda de una existencia digna, donde no pasemos la insatisfacción de necesidades básicas, no suframos ningún tipo de explotación y vivamos y trabajemos en un ambiente sano.

Estamos convencidas/os que la solución a nuestros problemas no vendrá de procesos electorales que elijan a parte del Poder Ejecutivo y al Poder Legislativo, sino en la desarrollada por nosotras y nosotros, en los barrios, sindicatos, universidades, escuelas y todos los ámbitos posibles.
Las históricas luchas revolucionarias de las mayorías, dadas en distintas partes del mundo, tenían como horizonte la liberación de nuestra clase social, la clase trabajadora, ocupada, desocupada y/o obligada a la pobreza absoluta, enfrentándose a dictaduras y a falsos gobiernos democráticos, regentes del Estado capitalista.

Desde Subversión, consideramos que todas las fuerzas de la izquierda anticapitalista tenemos la responsabilidad de aportar en la necesaria unidad entre las y los revolucionarias/os que puedan llevar adelante procesos reales de construcción de poder popular, que enfrentemos y triunfemos ante el capital. Sólo lo lograremos retomando nuestra senda de la transformación radical de la sociedad, separándonos de la propuesta electoralista como única posibilidad.

Es notorio y reconocido el descontento y desconfianza del pueblo en los distintos partidos políticos pro-capitalistas (el peronismo, el radicalismo y/o el conservadurismo en todas sus variantes. Cristina Fernández, Massa, Macri, Vidal, Scioli, Carrió y Stolbizer, son sólo algunos ejemplos), que continúan en cada etapa eleccionaria con promesas renovadas diciendo lo mismo que hace un siglo atrás. No obstante ello, y aun sin expectativas, el pueblo trabajador renueva sus esperanzas. Nosotros no las alentaremos. La vida y la experiencia dicen que por ese camino no se puede seguir si se pretenden cambios profundos.
No obstante, entendemos a los/as compañeros y compañeras que han construido los dos frentes electorales de izquierda, y a quienes los acompañen con su voto en las elecciones, pero no compartimos su decisión. Estamos convencidas/os que la transformación llegará por otro lado, desde la lucha contra el patriarcado, con democracia sindical, luchando por una educación pública crítica, con una relación de respeto con la naturaleza, debatiendo de forma asamblearia la lucha contra el capital, es decir, con una praxis revolucionaria. Y ese camino, cuya base debe darse en la praxis revolucionaria, la deberemos ir desandando de conjunto. Por eso en estas elecciones participaremos desde la abstención, la anulación o el voto en blanco, y continuaremos construyendo la unidad necesaria entre las organizaciones anticapitalistas y la clase trabajadora en general.

Organización Político Social SUBVERSIÓN – Agosto de 2017

Compartí y Multiplicá

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *